Girón Santander

Los parceros de Santander Encanta estuvimos por Girón Santander (San Juan de Girón para ser más formales) y está fue nuestra experiencia… Léela, seguro te atreverás a vivirla

“Girando” por Santander  llegamos a Girón

Fluye con la buena energía del viaje y visita Girón Santander, pueblito Monumento Nacional de Colombia, ubicado a sólo 9 kilómetros de la capital santandereana, Bucaramanga.

Basílica Menor de Girón Santander

Basílica Menor de Girón Santander

En Girón, un paisaje arquitectónico del siglo XVII se mezcla con mística gitana y tradiciones religiosas para componer un ambiente lleno de misterio. Calles en piedra, andenes angostos, más de 10 quebradas naturales, campesinos cultivadores de tabaco, gitanas artistas de la quiromancia – adivinación por lectura de mano – fritanga, cocadas y buena cervecita “de tienda”, hacen de Girón un lugar heterogéneo y poco convencional que cautiva con magia extraña.

Si buscas viajes diferentes, SIÉNTETE diferente y viaja Girón Santander.

¿Cómo llegar a  Girón Santander?

Saliendo de Bucaramanga por la carrera 27, en sentido sur, llegarás a una zona conocida como “el intercambiador de La Puerta del Sol”. Si te sientes un poco “perdido” pregúntale a cualquier peatón local. Seguro estás cerca y él sabrá indicarte en dónde es.

Una vez en el “intercambiador” toma el puente de la izquierda que te lleva a la vía que conduce a San Juan de Girón. ¡Ojo! si tomas el de la derecha es posible que termines en Floridablanca – Que por cierto, es otro lugar interesante para visitar en Santander.

Cuando has tomado la vía a Girón, relájate y disfruta el juego con que se mezclan los verdes/ rojos del paisaje. Luego de aproximádamente 20 minutos, el destino del camino te habrá llevado a las puertas de Girón Santander.

¿Te Gustan los Mapas? Ruta Bucaramanga Girón

En este mapa partes del la carrera 27 con 56 dirección norte-sur (Cualquiera te dice cómo llegar hasta ahí). Solo ten cuidado de tomar el puente de la izquierda y el camino te lleva a hasta la ciudad blanca.

¿Qué hacer en  Girón Santander?

En Girón Santander los planes son tan diversos como sus visitantes y habitantes. Con múltiples opciones culturales, gastronómicas y sensoriales, en Girón vives experiencias diferentes con cada calle que avanzas. SantanderEncanta.com te sugiere algunos planes interesantes para que disfrutes al máximo tu “vuelo” sobre las piedras de Girón:

– Recorre el parque principal mientras te refrescas con un “raspado” artesanal. Lo consigues en alguna de las esquinas del Parque de Girón.

– Visita la reserva ecológica Humedal el Pantano. Si tienes tiempo – seguro que tienes tiempo – y quieres adentrarte un poco en la cultura local de Girón, visita un “trapiche” (lugar en el que se procesa la caña de azúcar, y cuya actividad, para la producción de panela, denominan “molienda”) y comparte con los artesanos de la caña una “Mapanahua” (Bebida tradicional que resulta de la mezcla del extracto de caña y el aguardiente.)

– Conéctate con la naturaleza y disfruta de paisajes que invaden la memoria. Si eres de los apasionados por capturar la esencia de lugares y momentos, El Cerro la Fasana y la Laguna de Zhogra son perfectos para sacar unas fotos diferentes de Girón.

– Si vas en busca de plan extremo mídetele a una caminata ecológica hasta la cascada El Chorro. Un buen lugar para escalar y hacer torrentismo. (Si te conectaste y te dan ganas de quedarte a pasar la noche, puedes hacerlo. En la zona encuentras hostales y zonas de camping impregnados de la buena energía de la naturaleza.)

– Recorre el Malecón turístico. Aprovecha y vive una experiencia gastronomía típica. ¿La especialidad? Fritanga. El plato se sirve normalmente con carne de res, carne de cerdo, chorizo, cabrito, morcilla – o rellena – chicharrón, papa criolla y maduro con queso. (Si no estás “al volante” aprovecha y acompáñalo con una cervecita bien fría 😉

– Para endulzar el paseo, en el Malecón de Girón y el Parque Principal de Girón, encuentras una amplia oferta de dulces típicos santandereanos. Te recomendamos las “Cocadas”, definitivamente una fiesta en la boca. Esta es una buena opción de suvenir para antojar a quienes “se quedaron en casa” de visitar Girón.

– Sin importar tus creencias, recorrer algunas capillas de Girón puede ser un buen plan para disfrutar su riqueza arquitectónica, y las piezas de arte pictórico que aguardan en su interior. Te recomendamos: La Basílica Menor de San Juan Bautista; La Capilla del Señor de los Milagros; La Capilla Nuestra Señora de las Nieves; y La Capilla San Roque.

Para que lo tengas en cuenta…

Girón es uno de los lugares de Turismo Religioso más importantes en Colombia. Para Semana Santa y la celebración del “Día del Señor de los Milagros” ha logrado reunir entre feligreses y turistas a más de 50 mil personas. Así que si planeas visitar el casco urbano de Girón en estas fechas, es importante que reserves algunos planes con anticipación.

– Si eres un apasionado por el arte, no dejes de visitar el Museo de Arte Religioso y Casa Pastoral de Girón. Allí podrás disfrutar de exposiciones artesanales de la época colonial y lienzos originales del siglo XVII.

– La Casa de la Cultura de Girón también es un buen lugar para tener experiencias cercanas con actividades culturales y artesanales típicas de la región. En este espacio, turistas y locales comparten cursos rápidos de música, danza, pintura y manualidades. Así que si vas en plan familiar, este puede ser un buen plan para “los pequeños de la casa”.

Dato de Viajero Profesional: La temperatura de Girón Santander oscila entre 24 y 30 ºC con una temperatura promedio de 25ºC. El tiempo seco es predominante

Fotos de Girón Santander – La Ciudad Blanca

Un buen turista, quiere saber a dónde va a llegar. Por eso, te compartimos unas foticos que tomamos durante nuestro paseo…

También te puede interesar

Barichara Santander

Socorro Santander

San Gil Santander

Juan Sebastián, nuestro editor escribió una historia corta de lo que vivió en nuestro viaje. Léela trata de Gitanas y predicción del futuro…

Relatos Salvajes de Viajero - Girón Santander Colombia

Caminando medio perdido por las calles de Girón Santander, me abordaron sensaciones similares que, días atrás, me atropellaban con sorpresa mientras recorría Barichara, el pueblito pesebre de Colombia. No estoy seguro si la arquitectura colonial y la energía percibida al caminar sobre calles empedradas –  características de estos dos municipios alucinantes de Santander – hayan tenido mucho o poco que ver. Lo cierto es que este relato parte de una idea que me gustaría llamar un “Déjá Vu consciente”.  

Y es que cada pueblo y rincón que hemos recorrido en Santander, Colombia, comparte un misticismo que atrapa y nos lleva a explorar y elaborar pensamientos que terminan mezclándose con la ficción.  

“Déjate caer”  en Girón Santander  

Alguna vez un caminante amigo del aire y un ligero equipaje, me dijo que caminar sin rumbo fijo es un regalo que le hacemos a nuestra capacidad de asombro. Así que desconectado de la brújula y el tiempo, decidí ir y venir con una cerveza en la mano por los paisajes cambiantes de San Juan de Girón. Sus delgados andenes me llevaron a conocer su basta riqueza arquitectónica y artística, la apertura y buena energía de sus habitantes y la magia de los corazones gitanos que, como yo, recorrían las calles en búsqueda de nuevos descubrimientos.  

En Girón cambié mi mano por una historia  

Marcela – nunca supe con certeza si era su nombre real – apareció de la nada y se sentó junto a mí en la banca del parque principal de Girón que había escogido para refrescarme con bocanadas de aire puro y un raspado de cola, bañado en miel y leche condensada.

Mirándome fijamente preguntó mi nombre. Le respondí. No pude evitar fijarme en el lino talentosamente desgastado de su vestido y la colorida pañoleta de seda que dejaba escapar algunas canas de su cabeza. –

“Ea muchacho que en tus ojos veo un futuro lindo. Déjame ver tu mano para conoce´ qué eh lo que va a pasa´ contigo…”

– Yo soy viajero del presente – respondí – aun así te escucho el cuento a cambio de escuchar también tu historia.

Ella estuvo de acuerdo. Estuvimos hablando por largo rato. Saltando entre las líneas de la mano a la llegada de su familia a Girón en una movilización gitana, emigrante de la frontera con el Ecuador. De “la buena salud” y su familia artesana. De “amores venideros” y el recuento de los varios nombres que utilizaba.

Así, la artista de la adivinación “me echó” la historia de mi futuro incierto – de la que agradezco la buena energía por la verbalización de muchos “buenos deseos” – y la de una de una mujer caminante, libre y gitana, en Girón Santander.

Al final, nos despedimos con el abrazo fresco de los viajeros.

El corazón del viajero tiene latidos Gitanos…

Entrada la noche, volvía a Bucaramanga (capital santandereana que está a sólo 20 minutos de Girón) mientras compartíamos con el parche SantanderEncanta las experiencias de “otro día” viajando por Santander.

Entonces, recordé mi encuentro con la Gitana en el parque de Girón y descubrí que bastante hemos heredado la esencia de su pueblo – como los muchos nombres de Marcela- los espíritus atrevidos de las nuevas generaciones de viajeros.

Casi por reflejo, pienso en los versos de Rufino Blanco “¡Que libre es la vida de todo bohemio, poetas gitanos! Por único premio de su rebeldía y su libertad los saluda el cielo de cada ciudad; y son sus amigos las cosas viajeras; las brisas, las nubes y las primaveras.”

Queremos oirte. Opina

Translate »